Que es la recesión gingival y como tratarla

Escrito por | 6 diciembre, 2017
Dra. Mariana Gil MScD Especialista en Periodoncia

Dra. Mariana Gil MScD Especialista en Periodoncia

Le llamamos recesión gingival o de encías a aquella situación en donde el margen de la encía se aleja de la corona del diente. En dientes y encías sanas el tejido abraza el diente firmemente. Esta unión evita que se metan restos de comida entre la encía y el diente y también protege a las partes del diente que están cubiertas. Al alejarse la encía del diente se expone partes del diente que no están hechas para soportar la exposición a bacterias, ácidos y azucares de la misma forma que la parte superior del diente llamada esmalte dental. Esta situación puede llevar a hipersensibilidad al frío y al calor, caries o desgastes de la raíz del diente y problemas estéticos.

La recesión puede pasar en personas de cualquier edad y en un gran porcentaje de casos se observa en personas que tienen un muy buen cuidado oral.

Causas de la recesión gingival:

  • Cepillarse los dientes muy duro o utilizar cepillos de dientes de cerdas medias o duras
  • La enfermedad de la encías
  • Tratamientos de ortodoncia previos
  • Acumulación de sarro
  • Prótesis mal ajustadas
  • La genética (personas con encías y hueso muy delgado)
  • Inserciones musculares que jalan el tejido constantemente

Tratamiento de la recesión gingival:

El primer paso es modificar la técnica de cepillado si esta estuviera muy agresiva o corregir la prótesis mal ajustada. Esto no hace que el tejido vuelva a crecer pero si evita que el problema progrese. En casos donde hay enfermedad de las encías, esta se debe de tratar antes por un odontólogo donde se elimina restos de sarro y placa bacteriana del diente.

Una vez que todos los factores causantes se hayan modificado se puede realizar un injerto de encía. Con este procedimiento se obtiene tejido de otra parte de la boca del paciente, usualmente del paladar y se pasa a la zona donde está la recesión. Este mismo procedimiento se puede hacer con aloinjertos (tejido proveniente de un cadáver) o materiales a base de colágeno y así evitar tener que obtener el tejido del paladar. Una vez realizado y sanado el procedimiento la raíz del diente queda parcial o totalmente cubierta y se logra reestablecer la unión firme de la encía al diente que protege contra la caries y la hipersensibilidad dental, así como también mejora la estética de la sonrisa.

El éxito del procedimiento va a depender del cuidado que el paciente tenga posteriormente. Es importante no volver a utilizar cepillos duros ni ser agresivo a la hora de cepillarse para no volver a crear la lesión.  El cuidado en casa al igual que las visitas cada 6 meses donde el odontólogo son una forma fácil y poco costosa de evitar problemas dolorosos y complicados a fututo.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *